Lucha contra la pena de muerte

Ampliar imagen

Para Alemania el derecho a la vida es un bien supremo. En consecuencia, el Gobierno Federal, en colaboración con sus socios de la Unión Europea, persigue desde hace muchos años una política activa contra la pena de muerte a escala internacional. Los progresos son importantes: cada vez más Estados, entre tanto más de 130, ya no llevan a cabo ejecuciones o han abolido la pena capital. Alrededor del 95% de las ejecuciones mundiales tiene lugar en ya sólo siete países.

Alemania despliega sus esfuerzos contra la pena de muerte a varios niveles. En el marco de las Naciones Unidas el Gobierno Federal participa activamente en la adopción de la resolución de la ONU sobre una moratoria del uso de la pena de muerte, que se adopta periódicamente desde el año 2007. El resultado más importante de la aprobación sucesiva de esta resolución es la constatación palpable de la tendencia internacional hacia la abolición de la pena capital. Además la abolición de la pena de muerte siempre figura en la agenda de las conversaciones bilaterales con representantes de otros gobiernos y es objeto de ayuda financiera por parte del Ministerio Federal de Relaciones Exteriores. Especialmente útiles resultan los proyectos que informan y sensibilizan sobre el derecho a la vida. Además, el Gobierno Federal, en estrecha colaboración con sus socios de la Unión Europea, mantiene un firme compromiso de intervención diplomática para tratar de impedir ejecuciones inminentes.

(Copyright: Auswärtiges Amt)