Evento de entrega del Premio Franco-Alemán de Derechos Humanos Antonio Nariño 2011

Los Embajadores entre las "ganadoras" del Premio 2011 Ampliar imagen Los Embajadores entre las "ganadoras" del Premio 2011 (© Embajada de Alemania en Bogotá) En evento realizado en Bogotá el 12 de diciembre, los Embajadores de Francia y Alemania hicieron entrega del Premio Franco-alemán de Derechos Humanos Antonio Nariño en su segunda versión 2011 a la Alianza Departamental de Mujeres del Putumayo “Tejedoras de vida”. 14 Mujeres de esta organización vinieron a Bogotá desde El Putumayo para recibir de manos de los dos Embajadores la obra de arte “La Edad de Oro”, especialmente diseñada y donada por el reconocido artista colombiano Nadin Ospina. Además, el año entrante la organización va a beneficiarse de un viaje temático a Alemania y Francia, como parte del premio recibido.

Este Premio se inscribe en el marco de la cooperación estrecha entre Francia y Alemania, pueblos que después de la segunda guerra mundial lograron superar sus diferencias transformándolas en un ambiente de amistad y confianza. Sr. Nadine Ospina, el Embajador francés, Pierra-Jean Vandoorne, el Embajador de Alemania, Jürgen Christian Mertens y el representante del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en Colombia, Christian Salazar Ampliar imagen Sr. Nadine Ospina, el Embajador francés, Pierra-Jean Vandoorne, el Embajador de Alemania, Jürgen Christian Mertens y el representante del Alto Comisionado para los Derechos Humanos en Colombia, Christian Salazar (© Embajada de Alemania en Bogotá)

Además del premio principal se hizo entrega de 3 Menciones de Honor. A continuación las respectivas reseñasde las organizaciones:

Organización ganadora

Alianza Departamental de Mujeres del Putumayo

“Tejedoras de vida”

Esta Alianza está conformada por una asociación de mujeres y lideresas comunitarias que están luchando por sus derechos y los de sus familias y comunidades en uno de los Departamentos más afectados por el conflicto armado, la violencia y la pobreza. Este proceso empezó en 2003 con una ola de protesta en contra del asesinato de una lideresa indígena. La guerra, la violencia y el conflicto armado impulsaron a las mujeres del Putumayo a unirse en un movimiento femenino para luchar contra todas las formas de violencia: guerra, pobreza y violencia intra-familiar. Otras marchas de protesta fueron organizadas en 2005, el movimiento estaba tomando fuerza, concentrándose en las áreas urbanas y después rurales. Esta Alianza beneficia a más de 30 asociaciones locales, regionales y nacionales y más de 300 mujeres lideresas, en su mayoría en la zona del Putumayo.

Contacto: Sra. Fatima Muriel

Menciones de Honor:

1. La Mesa de DD. HH. y Convivencia de la Comuna Seis de Medellín

Se trata de un proceso social de participación comunitaria en la promoción, difusión y defensa de los derechos fundamentales que incluye la participación social, planeación, coordinación, deliberación, evaluación y decisión de políticas públicas locales en derechos humanos. La Mesa se configura como un espacio abierto a todas las personas de la Comuna Seis de Medellín en la que se puede remitir sus denuncias y sus quejas relacionadas con la violación de los derechos humanos. Desde el año 2008, construcción de un proceso social y comunitario, plural, democrático e incluyente que movilice a la ciudadanía sobre la importancia y la vigencia de los derechos humanos y visibilice su nivel de cumplimiento, estando compuesta por 25 organizaciones comunitarias. La Mesa ha ganado reconocimiento y liderazgo social y comunitario, se ha vuelto además un referente para la comunidad en la defensa de los DDHH y acompañamiento a víctimas y personas en situación de desplazamiento. El mismo proyecto obtuvo en 2010 la tercera mención de honor de la primera edición del Premio “Antonio Nariño”.

2.Corporación servicios profesionales comunitarios  Sembrar

La fundación Sembrar existe desde 1998 y se dedica a garantizar los derechos de la población rural en Colombia. El enfoque de ese proyecto son 13 municipios en el departamento Bolívar que han sido víctimas de un constante conflicto que involucra a la guerrilla, a grupos paramilitares y a militares. En una zona donde todavía no hay mucho acceso ni para medios d comunicación ni para instituciones estatales, donde el conflicto y la violencia siguen afectando muy fuertemente las poblaciones civiles, Sembrar busca ofrecer a la población local una ayuda mínima. El objetivo de la Fundación ha sido brindar a los campesinos herramientas para denunciar y visibilizar sus sufrimientos así como defender sus derechos. Se procura aumentar el cumplimiento por parte del Estado de su  función de garante de los derechos de la población.

 3. Escuela de Convivencia Pacífica y Solidaria - Pastoral Social Regional Suroriente Colombiano

Pastoral Social Regional desarrolla desde 2004 el proyecto de Escuela de Convivencia Pacífica y Solidaria. El mismo busca cambiar la conciencia y aptitud de comunidades con miras a crear un espacio para que la población pueda vivir en paz. Con este fin se presta una formación para la paz en siete escuelas repartidas en seis departamentos: Meta, Vichada, Guaviare, Guainía, Vaupés y Amazonas. El proyecto busca mejorar la conciencia de la población para que ella misma pueda cambiar su situación. La idea del programa es fomentar una convivencia en paz.