Ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, visitó Colombia



El Ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle y el presidente Juan Manuel Santos Ampliar imagen El Ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle y el presidente Juan Manuel Santos (© dpa - picture alliance) El Ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, posa en Bogotá ante una escultura del artista colombiano Fernando Botero Ampliar imagen El Ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, posa en Bogotá ante una escultura del artista colombiano Fernando Botero (© dpa - picture alliance)  Guido Westerwelle, Angelino Garzon, Christoph Beney, Juergen Christian Mertens durante la entrega simbólica de un cheque como apoyo alemán a la Cruz Roja Internacional Ampliar imagen Guido Westerwelle, Angelino Garzon, Christoph Beney, Juergen Christian Mertens durante la entrega simbólica de un cheque como apoyo alemán a la Cruz Roja Internacional (© dpa - picture alliance) El Ministro alemán der Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, la viceministra colombiana Monica Lanzetta y el Embajador alemán en Bogotá, Jürgen Christian Mertens Ampliar imagen El Ministro alemán der Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, la viceministra colombiana Monica Lanzetta y el Embajador alemán en Bogotá, Jürgen Christian Mertens (© Gabriel Cruz) La visita del Ministro Westerwelle permitió la ratificación de las buenas relaciones entre las dos naciones, así como la consolidación del trabajo conjunto en diferentes temas.

Bogotá, 15 de julio de 2011. Luego de aterrizar en la noche del 13 de julio en el aeropuerto de Catam en Bogotá, al día siguiente el Ministro Westerwelle tuvo la oportunidad de sostener conversaciones cordiales con el Presidente Juan Manuel Santos, encuentro que contó también con la presencia de la Viceministra Mónica Lanzetta Mutis.

Al finalizar este encuentro el Ministro Westerwelle se diririgió a la opinión pública en términos de su convencimiento de que la región latinoamericana se contaría ya entre los nuevos centros de poder que arrancaron su marcha en el mundo. Hubo referencia igualmente a temas económicos. Mientras la Vicecanciller Lanzetta dijo que habría un claro de interés de Alemania por incrementar la oportunidad de negocios de las Pymes y de continuar trabajando con Colombia sobre la base de un diálogo franco y constructivo, el Ministro alemán por su parte expresó que "Colombia ya en este momento representa un lugar de negocios muy solicitado por la economía alemana".

También el Vicepresidente Angelino Garzón fue anfitrión del Sr. Westerwelle quién lo visitó en sus instalaciones de la Vicepresidencia de la República. El tema obligado allí fueron los derechos humanos. El Ministro recalcó los avances hechos por la sociedad colombiana en los temas de seguridad, del Estado de Derecho y de la reconciliación nacional. Su visita a la Vicepresidencia fue aprovechada por el Ministro Westerwelle para hacer entrega al director de la Cruz Roja Colombiana de un cheque por un valor de 800 mil Euros (aprox. 2 mil millones de pesos) especialmente destinados a las víctimas del conflicto interno colombiano.

Otra estación del Ministro Westerwelle estuvo constituída por el almuerzo de trabajo que fue ofrecido al visitante por la Viceministra Lanzetta y que tuvo lugar en las instalaciones de la Cancillería colombiana.

Ya en las horas de la tarde, antes de continuar su periplo por el continente Latinoamericano que lo llevaría además a México y Haití, el Ministro Westerwelle participó de un foro empresarial que se realizó en una de las empresas alemanas radicadas en Colombia.

El Ministro alemán no desaprovechó su estadía en Bogotá para caminar por las calles del centro histórico de la capital colombiana, e incluso sacó tiempo para admirar las obras del artista colombiano, Fernando Botero, que se hallan expuestas en el museo que lleva el nombre del pintor.

Durante su visita a Bogotá, el Ministro Westerwelle estuvo acompañado de una delegación de Diputados del Parlamento Federal de Alemania, de empresarios alemanes, y del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Alemania.