Ya más nadie me encierra

Sophie Hellriegel

Ya más nadie me encierra

“Recuerdo un solo momento, una sensación muy precisa. Me hallaba sentada sobre los hombros de mi padre. Estábamos en el centro, en 1989, no muy lejos de una Manifestación de los Lunes. Mi padre quería comprar zapatos. Un hombre se acercó y le preguntó: ¿qué hace aquí? Recuerdo que siguió una discusión y el hombre golpeó a mi padre con una porra en el estómago. Yo, siempre sobre los hombros de mi padre, sentí un gran miedo. Hace poco hablé con mi padre sobre ese episodio. Me dijo que el hombre había sido un policía y que mi padre se había burlado de él porque sabía que solo quería comprar zapatos y que no había hecho nada malo. Agregó que eso le bastó al policía para golpearlo delante de mis ojos. 

Hoy, 25 años después, no me planteo la pregunta de si soy del este o del oeste de Alemania. En mi familia, sin embargo, es diferente. Sobre todo mi padre, que tiene 78 años, vive aún en el pasado. Lo peor fue y continúa siendo para él que durante una gran parte de su vida no pudo viajar, ni siquiera a Rusia. La razón fue solo porque tenía familiares en Occidente. Para mi padre fue una limitación existencial, que lo afectó mucho. Yo sé que puedo viajar a todos lados y que nadie me encierra. No sé, sin embargo, si lo percibo conscientemente, porque no conozco otra cosa. Sé que hubo un sistema que oprimió a la gente en parte en forma muy sutil, que destruyó muchas vidas. Ese sistema, sin embargo, ya no existe. Hay nuevos problemas, sí. No obstante: quizás mi verdadera felicidad consista en que ese sistema ya es historia.”  

Sophie Hellriegel nació en 1987 en Leipzig. Acaba de terminar sus estudios de ciencias de la literatura alemana, etnología y ciencias de los medios y la comunicación en la Universidad Martín Lutero de Halle (Saale). Vive con su esposo y un hijo en Leipzig.

Protocolo: Matthias Jügler

© www.deutschland.de

Ya más nadie me encierra

Volkspolizei