Podría haber habido un baño de sangre

Montagsdemonstration in Leipzig 1989

Podría haber habido un baño de sangre

“El 9 de octubre de 1989, justo un mes antes de la caída del Muro, me hallo en la plaza Augustusplatz. Tengo 17 años. En la iglesia de San Nicolás, a la vuelta de la esquina, está finalizando la oración por la paz. Alrededor de mí hay cada vez más gente. Miles, luego decenas de miles. Como si  la gente supiera que es la Manifestación de los Lunes decisiva. Por todos lados, entre la Ópera y la sala de conciertos Gewandhaus, hay personas, en total unas 70.000. Reina, sin embargo, el silencio. No veo carteles ni oigo gritar consignas. En dirección a la Estación Central de Ferrocarriles, las calles rebosan de policías. La tensión flota en el aire. Pienso en los rumores que escuché: que en los hospitales de Leipzig a los pacientes no graves los han enviado para casa, porque se necesitan camas para los heridos después de las balaceras, que han encargado más conservas de sangre, que podría haber un baño de sangre. Y que para eso solo sería necesario darle una sola orden a la policía, que está posicionada a la vista de la multitud. Ninguna de las personas a mi alrededor sabe qué sucederá realmente, como terminará la noche.

En medio de los 70.000 rostros veo de pronto a mi padre, el artista de café-teatroBernd-Lutz Lange. Una casualidad. ¡Y qué casualidad! Mi padre es miembro de los Seis de Leipzig, el grupo que, con un llamado a la no violencia, desempeña ese día un papel central. Me dice lo que nadie sabe y que no será comunicado sino más tarde a través de altoparlantes: que no habrá muertos, que no habrá una masacre. Ese día, esa Manifestación de los Lunes, es para mí mucho más importante que la caída del Muro después. Mi vida se transformó profundamente después de la caída del Muro. Antes vivía en la dictadura del proletariado y ahora –aunque suene raro– vivo en la dictadura del capital.

Sascha Lange nació en 1971 y vive desde entonces en Leipzig. Es carpintero teatral, doctor en Historia, periodista y escribe tanto novelas como libros de no ficción. Junto con Dennis Burmeister publicó en 2013 “Monument”, el primer libro sobre la obra completa del grupo Depeche Mode. Su más reciente novela, “Das wird mein Jahr”, fue publicada en 2011.

Protocolo: Matthias Jügler

© www.deutschland.de

Podría haber habido un baño de sangre

Volkspolizei